«Si no hubiera habido bache no habría habido accidente”


El Tribunal Superior de Navarra ha determinado que la Administración es culpable del accidente sufrido por un ciclista a raíz del cual quedó tetrapléjico, considerando que si hay un bache en la carretera “la responsabilidad es de la Administración encargada del mantenimiento de la vía”.
La dificultad para reconocer el bache pudo estar causada por las luces y sombras de los árboles a ambos lados de la carretera.
El problema para reclamar a la administración se produce en ocasiones ante la ausencia de testigos, por lo que, cuando como peatón o ciclista sufra una caída y advierta la presencia de otros, solicitar su identificación para incluir su declaración en la reclamación que se efectúe (aunque la risa haya sido su primera reacción).